La orquídea con espinas por Diego Zárate Montero

Para Thaís Rodríguez

En un bosque agreste, de noche tormentoso e inhóspito, florecía un delicado jardín bajo el cobijo ardiente de un sol tropical.

Cuando las montañas flotantes llegaron junto a un templado sol naciente que anunciaba un nuevo mundo, la plaga de ratas amenazó su vida endémica. Muchas especies se extinguieron, otras nuevas florecieron y las que sobrevivieron tuvieron que adaptarse. Ningún botánico daría crédito a las espinas que le brotaron a la Cattleya mossiae y cuyo filo de espada libertadora contagió a muchas otras, quienes para sacudirse de la peste se armaron con aguijones propios.

Con el águila calva vino la peste del pulgón verde, y como si la historia fuera una prueba despiadada de los dioses para seleccionar a sus favoritos, fue precisamente esta flor, la más hermosa de todas, la que llevó la peor parte. Otras orquídeas se acostumbraron a la plaga y la acogieron en su seno. La Cattleya trianae enquistó su tallos y flores con unas manchas como coágulos corpusculares; la Guarianthe skinneri renunció a su exuberante colorido y como congelada de temor se quedó morada; la Rhyncholaelia digbyana en su desesperado martirio arrojó muy lejos sus keikes, cual Stanhopea wardii con sus semillas.

Pero la flor de mayo decidió mantenerse digna ante los denuestos del cruel asedio. A su lado resistían la Hedychium coronarium, cuya blancura, aún con el tallo desvaneciente, seguía siendo cultivada por el poeta para sus amigos y enemigos; y la Plumeria rubra, a quien la peste verde había llegado como una primavera de ruina y fuego.

Las raíces de esta orquídea rebelde parecieron enfriarse y sus espinas perdieron vigor como deshidratadas. Su aroma, el mas dulce y seductor del jardín, entristeció como la risa de un niño hambriento, y la lluvia tórrida rebajó sus colores como al vestido raído de una humilde campesina.

Entonces, como venida de entre los muertos, floreció a su lado una tímida Cempoalxóchitl.

IMG_59elvr.jpg

Diego José Zárate Montero. Costa Rica. 9 de abril de 1990. Licenciado en economía por la Universidad Nacional de Costa Rica.  Estudiante del tercer semestre de la maestría en economía del Posgrado en Economía de la UNAM, en la sede el Instituto de Investigaciones Económicas, en el campo de conocimiento de economía política.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s